¿Cómo reaccionamos ante una información gráfica?

lonas a medida en Madrid

¿Cómo reaccionamos ante una información gráfica?

lonas a medida en Madrid

Parte de nuestra misión es analizar qué impacto tienen nuestras lonas a medida en Madrid sobre su público potencial. Saber cómo reaccionan las personas ante la información gráfica en función de cómo esté concebida.

Al ponernos delante de una lona o cartel publicitario, nuestros ojos hacen un recorrido inconsciente. Aunque no nos demos cuenta, nos están llegando datos e imágenes que poco a poco calan en nuestro cerebro. Como diseñadores, somos conscientes de que al idear un proyecto hay que pensar en cómo y en qué dirección se desplazan los ojos. Es la forma de saber dónde colocar la información a destacar. En Impresionarte te recordamos que, si en Occidente leemos de izquierda a derecha, a la hora de decodificar los mensajes gráficos nuestra mirada sigue la misma dirección. Nuestros diseñadores gráficos no pueden obviar esa direccionalidad en ningún momento. Al disponer los distintos elementos gráficos en una composición tienen que tener en cuenta cómo la van a enfrentar los destinatarios.

Es básico meter poca información además de elegir una imagen que impacte. Es mejor eso que acumular demasiadas fotografías que saturen la composición. En este tipo de soportes es preferible apostar por los colores vivos, por un texto conciso y bien meditado para que logre el efecto deseado en los destinatarios. De la misma forma que no debemos sobrecargar la lona de fotografía, tampoco lo hemos de hacer de contenidos. Los que incluyamos han de estar cuidadosamente seleccionados, ser los que realmente calen en nuestro público objetivo. Es básico recurrir a tipografías claras y legibles  ya que una persona no se enfrenta a una lona de igual modo que hace con un folleto. Es decir, se invierte menos tiempo en leer la información que esta contiene. Por eso el primer impacto de nuestras lonas a medida en Madrid ha de correr por cuenta de la imagen para crear esa necesidad de seguir echando un ojo al resto de la composición.

Hemos de ser capaces de alcanzar nuestro objetivo comunicativo con pocas palabras ya que las posibilidades de una lona publicitaria no son las mismas que las de un folleto u otro tipo de formato de pequeño tamaño. Con una lona la información ha de ser asimilada más rápidamente. Además, hay que tener en cuenta que las lonas publicitarias en Madrid no son algo que el destinatario se vaya a guardar en el bolsillo para echarle un ojo más tarde. La meta de que nuestro público objetivo lo lea y le impacte ha de alcanzarse en el mismo momento en el que se ve.

Sin comentarios

Publicar un comentario