TODAS

Hoy por hoy, el mercado exige a las empresas cuidar de cada detalle de su presentación, puesto que en un contexto de intensa competitividad la primera impresión que se ofrece al cliente puede ser determinante. De esta manera, el esfuerzo por crear una imagen corporativa reconocible y atractiva alcanza a entidades de todos los tamaños y sectores. Pero no basta con disponer de un buen logo y una buena imagen sino que debe cuidarse su aplicación para optimizar sus efectos. La instalación de vinilos, rótulos y otros elementos gráficos juega un papel esencial en este sentido.